Comparar listados

Alquilar tu vivienda de forma segura

Alquilar tu vivienda de forma segura
Comienza tu prueba de 3 días

Cuando tienes una casa vacía la opción más lógica puede ser alquilarla a alguien. Pero no todo el mundo se decide a hacerlo. Las razones pueden ser muchas, sin embargo la más habitual suele ser el miedo. Los dueños temen que el inquilino no les pague el alquiler y también que pueda efectuar diferentes daños en la propiedad. En este artículo te vamos a mostrar una serie de consejos para que consigas alquilar tu vivienda de forma segura.

5 consejos para alquilar tu vivienda de forma segura

Alquilar tu vivienda de forma segura

Toma nota de los siguientes consejos para conseguir alquilar tu vivienda de forma segura.

1. Elige bien a tu inquilino

Sin duda, este es el punto más importante. Debes elegir como inquilino una persona solvente. Es cierto que no hay nada 100 % seguro en esta vida, pero también que hay ciertos perfiles que debes evitar. Es necesario que la persona interesada cuente con un contrato de trabajo indefinido. Es cierto que un contrato temporal y una vida laboral con empleo constante pueden servir en algunas ocasiones.

Comienza tu prueba de 3 días

Si alquilas tu casa contando con los servicios de un profesional este asunto puede ser más sencillo. Por un lado, es un experto en realizar estudios de solvencia, pero por otro el futuro arrendador puede sentirse más confiado al compartir ciertos datos personales.

2. Solicitar garantías adicionales

Cuando se firme el contrato se le pedirá al inquilino el mes de fianza, pero además se le pueden requerir ciertas garantías adicionales. Por ejemplo, dos mensualidades adicionales para cubrir posibles daños en la propiedad.

Es un acuerdo que deben tomar de forma libre el inquilino y el propietario. Por supuesto, hay que pedir estas garantías adicionales con equilibrio, ya que de lo contrario el arrendatario puede considerarlas abusivas y negarse a firmar.

3. Pedir también un aval

Un aval es otra garantía que ofrece el inquilino. En este caso, el respaldo viene de parte de un tercero que garantiza el pago del alquiler en caso de que el arrendador no pueda asumirlo. Existen dos tipos de avales:

  • Aval personal. Una persona avala que los pagos se vayan a realizar. Si no es así, sería el propio avalista el que los tendría que asumir.
  • Aval bancario. La entidad asume el pago del alquiler, si no lo hace el arrendador. El banco puede dar este tipo de avales por la solvencia del inquilino, o porque este deposite el equivalente a cierto número de cuotas en la entidad.

4. Firmar un arbitraje

En este caso el inquilino y el propietario firman un anexo en el que acuerdan que se someterán a un árbitro imparcial para resolver cualquier conflicto que surja. Si así se hace, en caso de conflicto no será necesario contratar un abogado y un procurador.

5. Seguro de alquiler

Si quieres tener la absoluta seguridad de cobrar las mensualidades del alquiler y de tener cubiertos los posibles desperfectos que el inquilino ocasione en la vivienda, entonces contrata un seguro de alquiler. En este artículo conocerás todos sus beneficios.

Ahora ya sabes cómo alquilar tu vivienda de forma segura, pon en práctica estos 5 consejos y lo conseguirás.

 

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (41 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comienza tu prueba de 3 días

Artículos Relacionados

Consejos para alquilar una vivienda con éxito

Si estás buscando casa para arrendar seguro que te interesa este artículo. Vamos a repasar...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
por RH PROPERTIES

Seguro de alquiler protegido, la mejor opción

Muchos propietarios no se deciden a alquilar una vivienda que tienen vacía por el miedo a las...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
por RH PROPERTIES

Únete a la discusión