Comparar listados

Modelos de encargo de gestión

Modelos de encargo de gestión
Comienza tu prueba de 3 días

Los modelos de encargo de gestión son muchos y cada uno tiene sus particularidades. Todo proceso de venta o alquiler de un inmueble está vinculado a una amplia documentación contractual entre las partes. Hoy nos vamos a referir exactamente a esos tipos de modelos de encargo de gestión que puedes utilizar. Es decir, de cómo el propietario o vendedor de un inmueble pacta por escrito contigo, el Agente Inmobiliario, la realización de las operaciones tendentes al alquiler o venta de la propiedad.

Tipos de modelos de encargo de gestión. Hablamos de contratos

Aunque en la terminología se habla de encargos de gestión, notas de encargo, hojas de encargo de intermediación inmobiliaria… de lo que hablamos es de contratos. Así que se trata de documentos legales, firmados por ambas partes, que las vinculan y obligan, y que deben estar correctamente redactados. Debes revisarlos con detenimiento en cada una de sus condiciones o estipulaciones. Corregirlos y verificar que estén adaptados a la normativa.

Se trata de un documento esencial e irrenunciable. Aquí las palabras no valen, así que todo, absolutamente todo lo concerniente al proceso de alquiler o veta del inmueble debe quedar perfectamente reflejado. No se te debe olvidar nada, y siempre es mejor ser reiterativos en algunos aspectos y muy precisos en su redacción que reflejarlos de forma ligera.

Lo que deben recoger los modelos de encargo de gestión

En estos documentos es imprescindible dejar claras cuestiones que, aunque parezcan evidentes, no debes darlas por hechas ni por entendidas. Así que en el redactado es obligatorio que queden reflejadas y clarificadas estas partes:

Comienza tu prueba de 3 días
  • Quién encarga y a quién le encarga: El que encarga es la persona con capacidad para hacerlo, y por ello es el propietario del inmueble. Para comprobar que es así es preciso contar con una nota simple del Registro de la Propiedad, y con toda la documentación que se considere, como por ejemplo las escrituras. El Agente Inmobiliario es el receptor del encargo, que igualmente debe acreditarse como tal ante el propietario.
  • Sobre qué bien rige el contrato: No por evidente debe olvidarse. Hay que detallar el inmueble objeto del encargo de gestión. Especificar su dirección es lo mínimo, pero pueden aportarse más datos como los catastrales.
  • Qué encargo se realiza en el contrato: Aquí la tipología varía, pero siempre debe quedar claro tanto en el encabezado, como en la exposición y las estipulaciones. Normalmente es la venta o el alquiler de la propiedad, aunque también hay casos habituales de arrendamiento con opción a compra.
  • Qué tipo de encargo se firma: En este apartado empieza a diversificarse, ya que tanto para venta como para alquiler pueden hacerse con varias fórmulas. Estas van en función de las posibilidades de intervención en la operación del propio dueño del inmueble como de otros Agentes Inmobiliarios. Así, como luego veremos, hablamos de encargos en exclusiva, como agente único o sin exclusiva. Igualmente refleja los derechos que tienes como Agente Inmobiliario en caso de que el propietario incumpla el contrato.
  • El precio: Es otro apartado a dejar bien especificado, con un importe a ofrecer para la venta, en euros, o el precio de la renta, igualmente en euros. Y mejor con número y letra.
  • Cuánto dura el encargo: La temporalidad del contrato entre el propietario y tú como Agente Inmobiliario para que gestiones la venta o el alquiler del inmueble también debe incorporarse. Siempre a partir de la fecha de firma del encargo.
  • Honorarios: Es otro aspecto que redactar con detenimiento. Se recogerá el importe que percibirás por tu trabajo en caso de cerrarse la operación. También debe especificarse cómo proceder en caso de reserva previa o contrato de arras.

Modelos de encargo de gestión. En exclusiva

En este tipo de contrato el propietario da en exclusiva la encomienda de la gestión y la venta o alquiler del inmueble solo a un único Agente Inmobiliario. Por lo tanto, el dueño no podrá contratar a otro Agente Inmobiliario para la venta o el alquiler la propiedad objeto del contrato. Solo tú podrás hacerlo. De hecho, este contrato también impide al propietario el cierre de la operación de venta o alquiler por su propia cuenta o directamente. Y deberá referirte como Agente Inmobiliario a los interesados que a él le lleguen.

Para garantizar lo anterior se estipula en el mismo que el propietario deberá pagarte como Agente Inmobiliario los honorarios pactados en el contrato en caso de que se den alguna de estas circunstancias:

  • El encargo o el cierre de la operación por parte de otro Agente Inmobiliario.
  • El cierre de la operación de forma directa por parte de la propiedad.
  • Incluso aunque haya acabado el periodo de vigencia del contrato de encargo de gestión y durante un periodo a establecer tras le fin del mismo, por ejemplo 12 meses. Siempre que la propiedad cierre la operación con algún cliente que haya sido introducido en la operación por ti como Agente Inmobiliario o que proceda de la actividad de promoción de otra compañía o mediador inmobiliario. Por ello como gente deberás entregar al propietario un documento con una lista de los clientes presentados.

Modelos de encargo de gestiónModelos de encargo de gestión. Agente Único

Dentro de los modelos de encargo de gestión el de agente único es otro de los usados. En este caso la propiedad pacta contigo como Agente Inmobiliario que tú serás el único profesional del sector que pueda desarrollar las gestiones y el cierre de la operación. Es decir, la propiedad no podrá contratar a otro Agente Inmobiliario para este cometido. Con todo, este tipo de encargo sí que permite al dueño la gestión directa de la operación y el cierre de esta por sus propios medios, sin tener que abonarte los honorarios.

Este modelo estipula que la propiedad deberá pagarte los honorarios pactados en el contrato si ocurren algunas de estos supuestos:

  • El encargo o el cierre de la operación por parte de otro Agente Inmobiliario.
  • El cierre de la operación por parte del propietario a un cliente que haya sido presentado por ti como Agente Inmobiliario o que procedan de la actividad de promoción de otra compañía o mediador inmobiliario. Incluso aunque haya acabado el periodo de vigencia del contrato. Sueles estipularse hasta un máximo de 12 meses desde la finalización del encargo. Por ello como agente deberás entregar al propietario un documento con una lista de los clientes presentados.

Modelos de encargo de gestión. Sin exclusiva.

Se trata de un encargo de gestión básico. En el mismo pactas como Agente Inmobiliario con el propietario la gestión y cierre de la operación, pero con pocas restricciones en cuanto a otros posibles intervinientes. Así, la propiedad pueda cerrar contratos similares de gestión con otros agentes. Igualmente puede cerrar la operación por sus propios medios.

  • Solo en caso de que el propietario cierre la operación con algún cliente aportado por ti como Agente Inmobiliario, y en los 12 meses siguientes a la finalización del contrato, tendrás  derecho a percibir la totalidad de los honorarios pactados.

Honorarios bien claros

Es muy importante que en los distintos modelos de encargo de gestión inmobiliaria queden los honorarios bien redactados. Por ello hay que detenerse también en este apartado.

En el caso de la venta debes especificar que como Agente Inmobiliario percibirás un tanto por ciento del precio de venta, más el IVA correspondiente. Igualmente se debe especificar con cargo a quién van esos honorarios. Del mismo modo se detalla que en caso de reserva previa o arras también deberás cobrar la parte proporcional en concepto de honorarios.

En caso de alquiler lo habitual es que si es renta fija los honorarios sean  equivalentes una mensualidad del importe de la renta pactada, más el IVA correspondiente.

Modelos de encargo de gestiónAmplitud y libertad

En relación a este tipo de documentos hay, no obstante, una amplia variedad de modelos de encargos. Existen tipologías más específicas en función del tipo de inmuebles, en función de las pretensiones de los propietarios o de los Agentes Inmobiliarios. Por ello lo anteriormente explicado es una síntesis y además no es inamovible, ya que hay casos y circunstancias que motivan la aplicación de otros criterios y cláusulas.

Igualmente, en función de si eres Agente Inmobiliario Independiente o no, y de las limitaciones que a ti como Agente Inmobiliario te apliquen las agencias o las franquicias, podrás o no, por ejemplo, aplicar unos u otros honorarios.

Por ello es esencial tener detrás el asesoramiento, el soporte y el respaldo de un equipo especializado en la redacción contractual. De tal manera que, aunque seas un Agente Inmobiliario Independiente, tengas todo lo necesario también en materia contractual para que puedas trabajar con todas las garantías.

¿Conocías todos los tipos de encargos de gestión inmobiliaria para la venta o el alquiler de inmuebles? ¿Haces uso correcto de los distintos tipos? ¿Tienes acceso a los modelos de encargo ya perfectamente redactados? ¿Deseas tener como Agente Inmobiliario Independiente todo el asesoramiento, el soporte y el respaldo por arte de un equipo especializado? Esperamos tus comentarios.

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (43 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Comienza tu prueba de 3 días

Artículos Relacionados

Cómo usar el vídeo como Agente Inmobiliario para lograr tus objetivos

Si no sabes cómo usar el vídeo como Agente Inmobiliario aquí te presentamos las claves para...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
por RH PROPERTIES

Consejos para enseñar un inmueble. Cosas que debes tener en cuenta para hacer una visita con los clientes

Como Agente Inmobiliario seguro que te van a venir bien estos consejos para enseñar un inmueble....

sigue leyendo
RH PROPERTIES
por RH PROPERTIES

Valoraciones inmobiliarias. Cómo calcular el precio de un inmueble

Como Agente Inmobiliario necesitas ser un experto en valoraciones inmobiliarias. Calcular el precio...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
por RH PROPERTIES

Únete a la discusión