Comparar listados

Nuevas y viejas franquicias inmobiliarias

Nuevas y viejas franquicias inmobiliarias

¿Qué diferencias podemos encontrar entre las franquicias inmobiliarias de antaño y las de ahora? Realmente muchas, muchas, muchas diferencias, conceptos, estructuras, visiones, misiones etc… Vamos a desgranar cada punto a ver a que conclusión podemos llegar ¿Os parece?

Las viejas y las nuevas franquicias inmobiliarias

No he bautizado a las franquicias inmobiliarias como “viejas” por el concepto de longevidad sino más bien por lo arcaico de su visión en cuanto a franquicias inmobiliarias se refiere, las ideas que inundan sus eslogan y publicidades se han quedado un poco descatalogadas y vale que el hecho de ser una marca consolidada durante tantos años en el mercado te da el privilegio de hacer lo que te de la gana y el publico seguirá confiando igual pero eso tampoco es motivo para dormirse en lo laureles o es que ¿acaso ya no importa la opinión del público? Yo creo que sí y mucho.

Las nuevas franquicias inmobiliarias por el contrario tienden a ofrecer una claridad familiar en sus diseños y en sus discursos la filosofía de estas es simple y directa necesitan conectar con el cliente.

¿Comparamos franquicias inmobiliarias?

Es curioso el salto generacional que nos encontramos aquí, conceptualmente hablando la brecha es inmensa. Ya sean firmas con muchos años de trayectoria o marcas emergentes lo que catalogamos en viejas y nuevas no es otra cosa que su forma. Vamos a comparar algunos aspectos.

Franquicias inmobiliarias Nº 1 del mundo VS Franquicias Inmobiliarias de éxito, forma parte de la revolución.

Se trata de dos eslogan que vamos a comparar ¿cuál de las dos dirías que es la vieja y cual es la nueva? El primer eslogan es el viejo, el lenguaje es agresivo y hoy en día se podría considerar un mensaje falto de humildad, lo que no da muy buena publicidad, se trata de un eslogan lleno de prepotencia aunque antiguamente se consideraría un eslogan de ganadores y luchadores pero desde entonces ya ha pasado mucho tiempo.

En el segundo eslogan, el de las nuevas franquicias inmobiliarias sin embargo encontramos un lenguaje que invita al lector a participar si a si lo desea, no le compra ni le compromete tampoco le vende ideas imposibles, venga ¿quién dice que eres el Nº 1 del mundo? ¿en serio? su forma de transmitir es cercana y familiar y te hace tomar la iniciativa.

Que ofrecen las nuevas y que ofrecen las viejas franquicias inmobiliarias

Una franquicia inmobiliaria anticuada se limita a ofrecer el uso de su marca, te venden el logotipo, los colores corporativos y la tipografía, cierto es que puede ser una ventaja enorme contar con el respaldo de una marca que haya salido en televisión y que sea por todos conocida pero como franquicia inmobiliaria que presume de prestigio se podría estirar un poco más ¿no? pues no, hasta ahí llegan.

Una franquicia inmobiliaria moderna se esfuerza mucho más en ofrecer al franquiciado herramientas de trabajo, optimización, marketing, formación, respaldo y en último lugar la marca, es importante si, y por ello se ofrece pero no es lo único que alguien necesita para empezar un negocio.

Responde a esta pregunta ¿porqué una persona acude a una franquicia para emprender un negocio?…

Nuevas y viejas franquicias inmobiliarias
Nuevas y viejas franquicias inmobiliarias

… La respuesta es sencilla y es que simplemente no empezamos un negocio de cero sino que nos encontramos con una estructura dispuesta a que nosotros la explotemos como mejor sabemos hacerlo.

 

 

Restrictivas y flexibles otra diferencia entre las franquicias inmobiliarias

Las viejas franquicias inmobiliarias suelen ser muy blindadas en cuanto a condiciones se refiere ¡claro que esto es un negocio! pero el negocio es para todo el mundo, las nuevas franquicias inmobiliarias en cambio suelen ser más flexibles o como mínimo se suelen adaptar mejor o bien a las circunstancias sociales de cada momento o bien se adaptan a cada lugar con su cultura económica y de mercado, algo necesario ya que en España la pluralidad no solo la encontramos en los diferentes idiomas o identidades de las diferentes Comunidades Autónomas.

Por poner un ejemplo, no es lo mismo firmar un arrendamiento en Almendralejo que en Retiro – Jeronimos (Madrid) la diferencia en estos casos la establece considerablemente el precio del metro cuadrado de cada zona por lo tanto no nos hace falta ser unos linces de los negocios para darnos cuenta que recuperar la inversión no va a ser lo mismo en Almendralejo que en Retiro – Jeronimos.

¿Elegir una franquicia inmobiliaria vieja es elegir una peor?

Respondiendo directamente a la pregunta: No. No se trata de peor o mejor sino de conceptos, es verdad que a lo largo del post no he puesto en muy buen lugar a las franquicias inmobiliarias viejas pero siendo sinceros los conceptos que ofrecen son perfectamente adaptables a estructuras de negocio tradicionales que hoy en día siguen funcionando en el mercado puedes leer si te interesa el artículo de marketing inmobiliario que publiqué la semana pasada donde hablamos un poco de la diferencia entre la inmobiliaria tradicional y la inmobiliaria innovadora, al final solo es cuestión de personalidades y escoger aquello con lo que uno se sienta más cómodo.

En mi caso, considero que soy de las personas que elegiría una franquicia nueva e innovadora por mi forma de ver las cosas, quizá sea una cuestión meramente conceptual por la generación a la que pertenezco pero menos mal que en el mercado hay de todo para elegir incluso entre lo bueno y lo malo.

La inmobiliaria que se ha acostumbrado mal

Tanto si eliges una franquicia inmobiliaria nueva como vieja existe otro riesgo que puedes correr a la hora de elegir aquella con la que quieres trabajar, elegir la franquicia inmobiliaria de malas costumbres.

Este caso es un punto y aparte, sinceramente, pero buscando información y comparando (que es como realmente se toma una buena decisión) he visto las malas costumbres de muchas franquicias inmobiliarias que ofrecen sus malas costumbres al franquiciado en la forma de trabajar la inmobiliaria Por ejemplo:

  1. La mala costumbre de ofrecerte producto inmobiliario, yo me pregunto ¿qué es un Agente Inmobiliario sin su materia prima? Hay tiene que haber trampa seguro, un Agente Inmobiliario que se precie sabe que su tesoro son sus captaciones ¡sus clientes!, la filosofía no es trabajar inmuebles sino trabajar clientes, propietarios llenos de dudas e incertidumbres que necesitan una persona que les acompañe.
  2. La mala costumbre de ofrecerte beneficios en la primera semana o incluso desde el primer día he llegado a leer ¡venga hombre! este es un trabajo de sembrar y cosechar y el trigo no crece en un día ¿no crees?
  3. ¿Porqué acostumbras a la gente a probar esta profesión? Es muy mala costumbre, si estas pensando en emprender un negocio ¡tomatelo en serio! ya de por si emprender cualquier negocio es un riesgo lo que ya conlleva probarlo pero esa no puede ser tu máxima, si estas decidido a meter la cabeza en el sector inmobiliario por tu cuenta debes de tenerlo muy claro y debes saber que como en todos los negocios pasaras por muchas fases buenas y malas, si no aceptas eso y cierras la puerta a la primera de cambio déjame decirte que no estas hecho para este negocio. No pruebes, lánzate y pelealo.

Las malas costumbres nos pueden jugar muy malas pasadas, ya de por si el negocio es feroz y competitivo y el hecho de no estar a la última en ocasiones puede hacer que perdamos mucho más de lo que nos jugamos. Hay una frase que siempre me gusta repetir, así como una especia de mantra, y es que una mala captación, una captación que no esta adaptada a los métodos de hoy en día que no se adapta a los clientes es peor que no tener una captación o peor que no llegar a la venta nunca puede convertirse en un verdadero problema para nosotros los Agentes Inmobiliarios.

Un cliente insatisfecho, una operación en la que no se han atado los cabos correctamente, documentación desactualizada etc… hace que podamos quedar a la altura de betún y que ese patinazo empiece a correr de boca en boca perjudicando así nuestro negocio.

Las franquicias inmobiliarias tienen la misión de respaldarte y ofrecerte toda la formación, información y alternativas necesarias para evitar algo así, por lo menos las nuevas ya que las viejas se sienten muy orgullosas de ofrecerte el derecho de uso de su marca y eso puede que les nuble la vista jijijiji lo siento, otra vez estoy con las franquicias inmobiliarias viejas dando guerra.

Toma una buena decisión, encuentra esa firma inmobiliaria con la que te sientas reflejado y haz todo tipo de preguntas, si las respuestas son las que esperabas entonces ¡no te lo pienses más! adelante, ese es tu partner, esa la franquicia con la que quieres contar y adentrate en un negocio lleno de emociones y anécdotas increíbles que puedes compartir con miles de personas.

¿Qué franquicias inmobiliarias te gustan más? Cuéntanos tus impresiones en este blog y compartamos opiniones en los comentarios para ofrecer la máxima información posible a todo aquel que nos este leyendo ¿te parece?

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (57 votos, promedio: 4,93 de 5)
Cargando…

Artículos Relacionados

Como trabaja un Agente Inmobiliario Independiente desde casa

¿Cómo hace un Agente Inmobiliario Independiente desde casa para trabajar y tener éxito? La...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
by RH PROPERTIES

El nuevo paradigma del Agente Inmobiliario

¿Cuál es el referente de un buen Agente Inmobiliario? Si trabajas en el sector imagino que te...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
by RH PROPERTIES

¿Las franquicias inmobiliarias rentables son un buen negocio?

La rentabilidad de cualquier negocio es el premio al trabajo bien hecho, representa el beneficio y...

sigue leyendo
RH PROPERTIES
by RH PROPERTIES

Únete a la discusión