Comparar listados

Seguro de alquiler protegido, la mejor opción

Seguro de alquiler protegido, la mejor opción

Muchos propietarios no se deciden a alquilar una vivienda que tienen vacía por el miedo a las consecuencias que puedan sufrir. Es cierto que algunas personas se han enfrentado a que sus inquilinos realizan importantes desperfectos en la vivienda, o incluso a que cometan actos de vandalismo en la propiedad. Por no hablar de aquellos que no pagan la renta mensual, con todos los trastornos que conlleva. Sin embargo, con un Seguro de alquiler protegido se pueden disipar todos los temores que hemos comentado, y otros similares.

¿Por qué un Seguro de alquiler protegido?

Seguro de alquiler protegido

Un Seguro de alquiler protegido es una opción perfecta para quienes están cansados de tener una vivienda cerrada, con todos los gastos que esto genera. Puesto que hay que seguir pagando las facturas de los suministros que estén dados de alta, los gastos de comunidad, el IBI, el impuesto de las basuras… y en algunos casos, hasta la hipoteca.

Con un seguro de este tipo tendrás la tranquilidad de saber que, si hay cualquier problema, contarás con el respaldo de la póliza contratada. Por supuesto, debes elegir qué tipo de coberturas quieres tener. Estas van desde el pago de la cuota a la reparación de cualquier desperfecto que se produzca en la vivienda.

¿Qué requisitos hay que cumplir para contratar Seguro de alquiler protegido?

Seguro de alquiler protegido

Estos suelen ser los requisitos que se exigen a la hora de contratar un Seguro de alquiler protegido:

  • Un estudio de solvencia del posible inquilino. Debe demostrar tanto sus ingresos, como el tipo de contrato que le une a la empresa en la que trabaja.
  • Se debe realizar un contrato de alquiler que ajuste a la normativa legal vigente.
  • Que el precio del alquiler no supere el 35 o el 40 % de los ingresos del inquilino, o inquilinos.
  • Inventario de todos los enseres de la vivienda.

Desconfía de todas las aseguradoras que no te exigen cumplir con este tipo de requisitos. Piensa que será así porque te ofrecerán peores coberturas, o porque será mucho más caro el precio de la póliza. Ten claro que si un inquilino no demuestra su solvencia, el riesgo está garantizado.

Para contratar el seguro se suele solicitar al inquilino que presente copia de su DNI, y del contrato de trabajo y las tres últimas nóminas. Mientras que el propietario tiene que presentar las escrituras de la vivienda, su DNI, y el contrato de alquiler y el inventario firmados por ambas partes.

El pago del seguro es responsabilidad del dueño de la vivienda, al fin y al cabo es quien queda cubierto. Aunque es cierto que siempre se puede repercutir su coste en el precio del alquiler, es algo que debes estudiar si resulta adecuado. Por otro lado, intentar que lo pague directamente el inquilino resultará complicado, ya que suelen negarse al no ser ellos los beneficiarios de la póliza.

Si quieres conocer cuánto te costará tu Seguro de alquiler seguro, solo tienes que utilizar pedirnos información. Además, te daremos el asesoramiento que necesitas para arrendar tu vivienda con todas las garantías.

Únete a la discusión

5 Compartir
Compartir5
+1
Twittear
Compartir